UN LUGAR QUE LO TIENE TODO PARA DISFRUTAR

Paraíso natural

Nos encontramos a las afueras de Llucmajor, en una bonita finca de 250 hectáreas donde podrás disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad de la zona sumergiéndote entre los almendros, limoneros y viñedos que rodean el hotel rural.

Gracias a una buena conexión con la red de carreteras, las preciosas playas del sur de la isla son muy accesibles desde Sa Bassa Plana. Estas playas se caracterizan por sus limpias y calmadas aguas. El mar muestra unas tonalidades azules y turquesas que te dejarán con la boca abierta. Su arena es blanca y fina y la vegetación autóctona suele estar muy presente en el paisaje.

A continuación te informamos sobre algunos lugares cercanos al hotel que no puedes perderte.

RESPIRA AIRE PURO

Cala Pí

A menos de tres kilómetros del hotel se encuentra Cala Pí, una de las calas más espectaculares del sur de la isla. Recibe su nombre del pinar que la rodea. Un pequeño y antiguo embarcadero y a la fina y blanca arena que tiene dotan a esta cala de un encanto especial.

El acceso por carretera es sencillo y dispone de aparcamiento gratuito, aunque también es posible llegar en autobús. Unas pronunciadas escaleras nos conducirán desde el parking hasta Cala Pí para disfrutar de un refrescante baño en sus aguas cristalinas. El mar penetra entre dos elevados acantilados de más de treinta metros de largo hasta llegar a la cala, siendo ésta la más resguardada de la parte sur del litoral mallorquín. De esta manera Cala Pí queda protegida del viento, lo que da lugar a un mar llano como un plato.

UN PUEBLO CON ENCANTO

Llucmajor

El pueblo de Llucmajor es una visita que no tiene desperdicio. En el podrás visitar la bonita Iglesia de Sant Miquel, construida a finales del siglo XVIII con un estilo neoclasicista e influencia del barroco.

Hay más lugares de interés como son el pequeño Santuario de Nostra Senyora de Gràcia, que tiene su origen en el siglo XV, o el monumento al rey Jaime III, que representa la muerte del monarca en la batalla de Llucmajor.

Capacorb Vell.

Otra visita que no te puedes perder es el poblado talaiótico de Capocorb Vell, situado a menos de dos kilómetros del hotel.Declarado Monumento Historico-Artisctico Nacional en 1931, es uno de los poblados talaióticos más célebres de Mallorca. Sus veintisiete habitaciones, su muralla y sus talaiots de grandes dimensiones te dejarán impresionado.

 LA PLAYA VIRGEN MÁS ESPECTACULAR DE LA ISLA

Es Trenc

Esta paradisíaca playa de más de tres kilómetros de longitud es sin duda una de las más bonitas de toda la isla. Declarada Área Natural de Especial Interés para protegerla de la explotación urbanística, es el último arenal intacto de la isla.Las tonalidades azules y turquesas del mar y sus cristalinas aguas te dejarán de piedra. La arena blanca y fina ha formado un sistema de dunas que separa la playa de los pinares y las salinas.

Sus más de 1490 hectáreas albergan 171 especies.

Entre ellas pueden encontrarse gran variedad de reptiles y mamíferos, pero lo más destacado de la zona es su impresionante fauna avícola: águilas pescadoras, aguiluchos laguneros o archibebes son algunas de las aves sedentarias que se dejan ver en Es Trenc. Gracias a su situación geográfica pueden localizarse otras especies de aves migratorias durante las diferentes épocas del año como las cigüeñas, los flamencos, o las avocetas, convirtiéndose esta zona en una gran atracción para ornitólogos de todo el mundo.Lo ideal es no abandonar la playa hasta el atardecer, y es que la puesta de sol que ofrece no tiene desperdicio.

“Las gentes del Mediterráneo empezaron a emerger del barbarismo cuando aprendieron a cultivar el olivo y la vid”

TUCÍDIDES

“FANTÁSTICO LUGAR PARA DESCANSAR”

Un sitio fantástico para descansar, estuve dos noches pero me habría quedado muchas más. El personal es encantador, el sitio muy agradable y tranquilo y todo muy limpio. Lo recomiendo a todo el mundo

INDIGO N, MADRID

“MUY TRANQUILO”

Estuvìmos muy bién 10 diìas en Sa Bassa Plana. Es muy tranquilo, muy limpio y perfecto para descansar y relajar. Nos gustò mucho y todos los servicios como piscina, restaurante, bar funcionan muy bién.

ZIOFABRY, TORINO